Con la obtención de 138 votos a favor y sólo dos abstenciones, el proyecto para responsabilizar a la banca por fraudes financieros pasa al Senado.

En su primer trámite constitucional el proyecto sólo se limitaba a regular las operaciones fraudulentas de tarjetas de crédito.

En la Cámara se amplió a trasferencias electrónicas y a tarjetas de prepago y débito.

De aprobarse en el Senado, la entidad deberá hacerse responsable. La labor del usuario sólo consistirá en realizar un reclamo en un plazo de 90 días desde que se vio afectado y la compañía deberá devolver los fondos en un plazo máximo de siete días.

Por otro lado, si la entidad financiera tuviera dudas en relación con la veracidad del fraude, podría acudir a tribunales y ejercer acciones legales correspondientes, que a través de una resolución, podrá pedir la restitución de los fondos al cliente.

El proyecto dispone que las entidades financieras deban posean las 24 horas del día todo tipos de canales disponibles y gratuitos para que sus clientes puedan hacer las denuncias de fraudes.

FUENTE: www.df.cl

WhatsApp chat