Esta tendencia consiste en arrendar espacios de trabajo compartidos, que ha crecido a pasos agigantados a nivel mundial.

En Chile, esta nueva forma de trabajo se ha desarrollado con fuerza y cuenta entre sus principales usuarios con profesionales independientes, pequeñas y medianas empresas, sin la necesidad de firmar contratos de arriendo a largo plazo.

Público objetivo

Es un mercado que no llega a competir con el mercado de arriendo de oficinas tradicional, puesto que van enfocados a un público objetivo diferente.

“Los espacios de Co-work incluyen servicios adicionales como cafeterías, seguridad, administración de llamadas, artículos de oficina, impresiones, en general todo lo necesario para tener un espacio de trabajo lo más completo y agradable posible.

Proyecciones

Respecto a las proyecciones para este mercado, Enrique del Campo señala que están dados todos los elementos para que siga creciendo. “De seguir aumentando esta tendencia a futuro esta industria podría llegar a ser uno de los principales tomadores de metros cuadrados de oficinas en el mercado”, finaliza Del Campo.

Fuente: Diario Estrategia

WhatsApp chat