fbpx

Respecto de algunos acontecimientos acaecidos, especialmente a fines del año pasado, fue determinante contemplar y sancionar las conductas que atentan contra la libertad de circulación de las personas en la vía pública, a través de medios violentos o intimidatorios gracias a la Ley N° 21.208, publicada recientemente el 30 de enero del presente año; y que fija.

Asimismo, penas al saqueo con ocasión a la calamidad pública o alteración al orden público. Por lo que, en primer término sanciona con la pena de presidio menor en su grado mínimo (de 61 a días a 540 días) el que, sin estar autorizado, interrumpiere completamente la libre circulación de personas o vehículos en la vía pública, por medio de violencia o intimidación en las personas o la instalación de obstáculos levantados en la misma con objetos diversos, tal como, a los que, sin mediar accidente o desperfecto mecánico, interpusieren sus vehículos en la vía, en términos tales de hacer imposible la circulación de otros por esta. Seguidamente, establece la pena de presidio menor en su grado mínimo (de 61 a días a 540 días) a medio (541 días a 3 años) el que lanzare a personas o vehículos que se encontraren en la vía pública instrumentos, utensilios u objetos cortantes, punzantes o contundentes potencialmente aptos para causar la muerte o producir lesiones corporales, a menos que el hecho constituya un delito más grave, por lo que, el Tribunal, al momento de determinar la pena, tendrá especialmente en consideración la peligrosidad del instrumento, utensilio u objeto lanzado. Por otra parte, la ley dispone que en caso de cometerse delitos de robo con fuerza en las cosas o de hurto con ocasión de calamidad pública o alteración del orden público, sea que se actúe en grupo o individualmente pero amparado en este, se aumentará la respectiva pena privativa de libertad en un grado. Finalmente, la ley establece como saqueo el delito de apropiación, robo, hurto o abigeato cometido en circunstancias que contribuyan a la sustracción o destrucción de todo o la mayor parte de aquello que había o se guardaba en el establecimiento de comercio o industrial, o del propio establecimiento. Casos en el cual, el Tribunal deberá excluir el grado mínimo de la pena si ésta es compuesta, o el mínimum si consta de un solo grado, aunque el responsable no sea reincidente. Pero si lo fuere, respecto de las circunstancias agravantes de haber sido condenado culpable anteriormente por delitos a que la ley señale igual o mayor pena, o ya sea por delitos de la misma especie, el juez las podrá considerar como fundamento suficiente para la imposición del máximo de la pena. De lo descrito, se agrava la sanción a este tipo de delito, el que se castigará como consumado desde que se encuentre en grado de tentativa, vale decir, desde cuando el culpable dé principio a la ejecución del crimen o simple delito por hechos directos, pero que faltan uno o más para su complemento.

Extracto Departamento Legal

WhatsApp chat